Cuando nos perjudica la música

on

Es increíble pensar que la música pueda tener malas consecuencias para algunas personas. Peor como todo no es oro, siempre hay aspectos negativos de los cuales hay que cuidarse. La música nos aporta tranquilidad, relajación y nos distrae de los problemas.

Bueno esto también puede ser contraproducente ya que nos aumenta la posibilidad de evadirnos de nuestras reales necesidades. Cuando alguien pasa por un trance emocional complicado, la música puede ayudar a conseguir una estabilidad, mientras que no se convierte en el único escape que haga que te olvides del mundo por mucho tiempo.

En le trabajo si el poder de la música no se usa adecuadamente, puede enviar un mensaje equivocado, si en tu hogar no se respetan las horas ni los gustos de los demás para escuchar música puede llegar a ser motivos de peleas constantes tanto de familiares como de vecinos.

Usa la música para relajarte, pero no para distraerte de tus obligaciones. Ni mucho menos para bajar la atención cuando vas en la calle por el uso de auriculares que pueden hacer que no notes a quien puede hacerte daño. No fantasees con la música, al menos cuando no estas solo y seguro.

El exceso de ruido y los robos

En realidad, la música no nos puede perjudicar, mas bien si lo que hacemos con ella. Mantener un lugar con ruido excesivo, puede evitar que se oigan ruidos inusuales o voces de auxilio por accidentes o violencia. Es cierto que la sociedad cada vez se ha vuelto mas indolente al padecimiento ajeno, pero de la misma forma que no te importen los demás tampoco le importaras a ellos.

Se recomienda como medida de seguridad, colocar música, o prender la televisión con volumen adecuado, para simular que hay personas dentro. Los cerrajeros gava además de brindar soluciones de cerrajería innovadoras también promueven estrategias de seguridad, sencillas pero creativas a los ciudadanos.

La música fuerte, puede esconder golpes contra puertas y ventanas, ruidos de personas andando por las zonas adyacentes e incluso el ladrido de las mascota. Parece insólito pero lo es, hay quienes no escatiman el volumen con el cual tratan de evadirse por medio de una música, incluso a costa de su seguridad.

Distracción de prioridades

Cuando la música nos perjudica, es cuando no se quiere hacer otra cosa mas que lo relacionado con ella. Algunas mentes solo necesitan oírla y dormir para no pensar, no trabajan, no estudian ni se atienden las necesidades de comida como se deben, ni de aseo.

Algunas melodías pueden motivarte a mantenerte alegres, pero otras pueden llegar a deprimirte sin remedio, hundiéndote en tu penar. Evítalas, alégrate el día con buenas composiciones y no sigas aquellas que han sido creadas para aumentar el dolor o las emociones negativas.

Malos contenidos musicales

Recuerda que la música tiene la capacidad de potenciar emociones, buenas o malas. Escoge el genero y el artista para mantenerte de manera positiva en tu vida. De nada vale un escape absurdo que no lleva a nada, aclara tu mente y dirige la música en tu bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *